3 de noviembre de 2012

Convergencia de redes fijas y móviles

La convivencia entre redes de telecomunicaciones ha evolucionado en los últimos años, al pasar de un escenario de competencia entre redes y servicios fijos y móviles a un escenario en donde cada vez más se busca su complementariedad.

Los operadores a nivel mundial han visto ventajas en la complementariedad de las redes, desde la reducción de sus costos, como el uso de hotspots de redes fijas en ciudades de alta densidad de población para reducir la carga de tráfico de las redes móviles, hasta la provisión de servicios más completos, como es el empaquetamiento de servicios fijos y móviles. Síntoma de esta tendencia es que a nivel mundial, existen cada vez menos operadores de telecomunicaciones que sólo poseen infraestructura fija o móvil.

Las tendencias de la tecnología sugieren una convergencia completa de los servicios ante la demanda de los usuarios. Esto implicaría que las redes fijas y móviles se usen de forma conjunta, de tal manera que un usuario pueda usar los servicios de comunicaciones en cualquier lugar y momento, sin percibir a qué tipo de red está conectado. Por ejemplo, idealmente una persona que inicia una comunicación (voz o datos) en su casa utilizando una red pública fija y un teléfono inteligente, podría salir de su hogar llevándose consigo su teléfono y cambiarse a una red móvil o celular sin que se interrumpa la comunicación; finalmente el mismo usuario podría entrar a su centro de trabajo y cambiarse a la red fija privada de la empresa, nuevamente sin que su llamada se vea interrumpida. En un caso como éste, el usuario utilizaría en forma complementaria tres distintas redes para una sola comunicación (red fija pública, red móvil pública y red fija privada) sin haberse desconectado ni notar alguna diferencia en la calidad del servicio.

El tema de la convivencia entre las redes fijas y móviles es abordado por el reporte Fixed and Mobile Netorks: Substitution, Complementarity and Convergence elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en donde se realiza una revisión de los servicios convergentes en sus países miembros. El estudio concluye que si bien actualmente existe cierto nivel de complementariedad entre las redes, persiste una competencia entre ellas algunos casos. El diagnóstico del organismo permite analizar los elementos que serán determinantes en el proceso de convergencia de las redes y servicios de comunicaciones, como lo son la demanda de los usuarios, el desarrollo tecnológico, las estrategias de negocios en el sector y las regulaciones nacionales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!