22 de noviembre de 2012

Composición del desarrollo digital en México


El jueves 15 de noviembre se llevó a cabo el Seminario “La Transformación Digital en México”, organizado por el programa de investigación Telecom-CIDE, del Centro de Investigación y Docencia Económicas. Al ser participante en uno de los paneles, tuve la oportunidad de exponer algunos puntos sobre la evolución de la penetración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) en México. Abordé el tema de los obstáculos para incrementar la penetración de los servicios de Internet, cuya identificación es importante para coordinar y desarrollar adecuadamente las políticas conducentes a abatir la brecha digital. 

Una de las hipótesis sobre la baja penetración del Internet es la falta de acceso a computadoras por parte de la población. De ser este el caso, se esperaría que el aumento en el uso de Internet fuese similar a la adquisición de computadoras (es decir, que las computadoras se adquieren para acceder a Internet).

Sin embargo, al analizar los datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH, elaborada por el INEGI), esta hipótesis no necesariamente se sostiene. Si se clasifican los hogares por deciles de ingreso, es posible identificar cuál ha sido la dinámica de acceso a computadoras e Internet por hogar entre los distintos estratos de la población. Este análisis permite distinguir que, para la mayoría de los hogares, la adquisición de computadoras ha sido mayor a la adopción de Internet, sugiriendo que no es esta variable la que restringe el número de conexiones a Internet. La siguiente gráfica muestra el cociente del cambio en puntos porcentuales de los niveles de penetración de Internet y computadoras en los hogares, entre 2002 y 2010:

Crecimiento de la penetración de Internet y 
de computadoras en hogares, 2002 - 2010
(Δ Internet / Δ computadoras)

 Fuente: Estimaciones propias con base en información del INEGI.

En la gráfica se marca como umbral la unidad, en donde el crecimiento de la adquisición de computadoras es igual al crecimiento del acceso a Internet. Por un lado, destaca que únicamente los hogares ubicados en los últimos tres deciles (es decir, los de mayor ingreso) se ubican por arriba de dicho umbral. La interpretación es que, para los hogares en dichos estratos del ingreso, el acceso a Internet creció más que proporcionalmente que la adquisición de computadoras. Esto podría deberse en cierta medida a un “efecto techo” para la tenencia de computadora por dichos hogares. Por otro lado, los hogares de los deciles I al VII (los de menores ingresos), se ubican por debajo del umbral, lo que significa que el acceso a Internet en los mismos aumentó menos que proporcionalmente que la adquisición de computadoras. 

Una lectura de dicha dinámica de la adopción de computadoras e Internet es que si bien durante el periodo 2002-2010 hubo un equipamiento de computadoras en los hogares mexicanos de menores ingresos, estos no necesariamente se conectaron a la red. Resulta preocupante que, habiendo “saltado” la barrera de acceso a Internet dada por el costo fijo de adquirir una computadora, hogares situados en zonas con servicio de Internet no accedan a él. Es importante notar que tal interpretación de los resultados de la ENIGH contrasta con la hipótesis de que la principal barrera de entrada a la conectividad para los mexicanos es la falta de computadoras en los hogares. Esto sugiere que pueden existir otras razones por el lado de la demanda y la adopción que limitan el acceso a Internet en los hogares. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!